viernes, 8 de enero de 2016

petraREV: Nuevo año, nuevas reglas gramaticales

La función de comprobación de reglas gramaticales es una de las primeras que incluyó petraREV y apenas ha cambiado con el paso de los años. En un principio, estaba pensada para que el usuario pudiera crear sus propias reglas gramaticales adaptadas a los proyectos que trabajaba. Por ejemplo, esta función le permitía vetar el uso de verbos en segunda persona en un proyecto y permitirlos en otro.

La realidad terminó siendo muy distinta. Tras un cierto esfuerzo inicial en el que se crearon unas cuantas reglas gramaticales prácticas de aplicación general, estas reglas se fosilizaron y, durante la última década, el archivo que define las reglas se ha mantenido prácticamente tal como se creó.

Tampoco es de extrañar que apenas hayan cambiado estas reglas. Para editarlas hay que conocer la notación gramatical que emplean estas reglas y, por si fuera poco, es preciso editar el archivo a mano en un editor de texto o, lo que es todavía peor, crearlas a partir de cero. Hay que tener en cuenta que, cuando se comenzó a crear petraREV, se dio más importancia al número de funciones que se incorporaban que a la facilidad con la que podía configurarse. A fin de cuentas, si a un usuario normal, no le resultaba excesivamente fácil crear o modificar estas reglas, no parecía tener mucho sentido dedicar el esfuerzo a ofrecerle una posibilidad que, de todas maneras, rara vez utilizaría.

Por este motivo, el editor de reglas gramaticales ha estado largo tiempo en la lista de tareas pendientes hasta que finalmente, hemos decidido prestarle la atención que requería, principalmente porque hemos visto que para determinados tipos de texto, es conveniente modificar o (por lo menos) eliminar con facilidad algunas reglas, por lo que queríamos ofrecer al usuario una manera elegante y cómoda de hacerlo.

El plan inicial era sencillamente crear un editor específicamente creado para editar estas reglas. No obstante, algo fallaba en esta idea. A los usuarios no suele gustarles la proliferación de cuadros de diálogo y crear uno más, de un uso tan limitado, no parecía lo más adecuado. Tal vez en esta sensación de que este editor era un tanto innecesario radique la causa por la que durante tanto tiempo no se ha hecho.

Tras reflexionar durante bastante tiempo, hemos encontrado finalmente una solución satisfactoria. Efectivamente, no era necesario un cuadro de diálogo más, porque ya hay un cuadro de diálogo que cumple una función bastante similar: el editor de la memoria de revisión. Aunque su función sea ligeramente diferente, en realidad el objetivo es el mismo, comprobar una serie de reglas y el hecho de que unas se basen en condiciones gramaticales y otras únicamente en la aparición o no de un texto concreto no es tan relevante. De hecho, ofrece la posibilidad de crear reglas gramaticales específicas para un proyecto, sin tener que almacenar la información en dos archivos diferentes.

Por tanto, una vez que hemos tenido las ideas claras, ha sido sorprendentemente fácil actualizar el formato de la memoria de revisión. El único cambio visible es la incorporación de un cuadro combinado que permite elegir si una determinada condición es de texto o gramatical.






Claro que, como suele ocurrir con las actualizaciones, este cambio, nos ha sugerido muchas modificaciones. Por ejemplo, el formato XML de la memoria de revisión nos resulta ahora un tanto obsoleto y debería traducirse al inglés. Por otra parte, la función de comprobación de reglas gramaticales ha dejado de tener sentido y tal vez sería conveniente declararla obsoleta. Además, si realmente queremos facilitar la creación de reglas gramaticales, habría que incluir el asistente para editar estas condiciones... y es que ya se sabe, cuando te pones a renovar, sabes cuando empiezas, pero no cuando acabas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada